Menú

“El año de lo vegano” anunciado por la revista The Economist

"The Economist" acaba de anunciar que 2019 es "El año de lo vegano". Esta es una declaración extraordinaria. Según la investigación, en muy poco tiempo, cuatro años para ser exactos, no solo algunos países, sino el mundo entero se ha visto afectado por las personas que eligen los sustitutos veganos de los alimentos en lugar de la carne.

En otras palabras, usted y yo hemos tomado decisiones diarias sobre qué comprar y comer que han cambiado, y siguen cambiando, las economías mundiales.

Si alguna vez se preguntó si nosotros, como individuos, podríamos transformar el mundo, si podríamos convertirlo en un lugar mejor para todos los seres vivos, no tiene que seguir buscando. Podemos, lo hemos hecho, y en solo 4 años.

La elección es poderosa.

Este breve artículo nos da la esperanza de que los seres humanos no solo están cuidando su propia salud y buscando su felicidad, sino que están, estamos, esforzándonos por transformar el mundo. Se enfoca en los millennials, porque "a dondequiera que los millennials se dirijan, los negocios y los gobiernos los seguirán". Sin embargo, desde donde lo veo, los responsables de este cambio radical no son solo los millennials sino también los de la Generación X, los de la Generación Z, los Baby Boomers, y todos aquellos ciudadanos interesados en todo el mundo que quieren ser ejemplo de compasión y usan el poder de la elección para hacerlo.

The Economist indica cómo grandes industrias como McDonalds se están dando cuenta de esta tendencia y cómo las compañías de alimentos veganos están prosperando en el mercado, como lo demuestran las tremendas ventas de Beyond Meat y Vivera (una empresa holandesa cuyo filete vegano tiene una demanda importante en Europa).

Llamándolas "tecnologías transformadoras", The Economist sugiere que las industrias veganas, en la producción tanto de alimentos como de ropa, son buenas inversiones y la tendencia del futuro. Estas industrias, en consecuencia, ayudarán a reducir "la huella ambiental que deja la ganadería".

¡Esta es una gran declaración, para traer el cambio climático a primer plano! ¿Está sugiriendo The Economist que promovemos industrias que combaten el cambio climático porque son moralmente buenas y económicamente sólidas? Yo espero que sí.

La buena noticia para nosotros (y para el planeta) es que la dieta vegana ya no se considera una tendencia hippie, alt-left. Se está convirtiendo rápidamente en la tendencia dominante, y su popularidad no distingue diferencias de género, edad,

cultura, raza, partidos políticos y diferencias económicas. Qué mejor manera de reunirnos, a todos nosotros, que a través de nuestro interés común en el estilo de vida vegano, que nos garantiza la salud general para nosotros, para nuestros hijos, para los animales con los que compartimos este planeta y para el planeta mismo.

~ Kathryn Kruger por el equipo Veggie Fest

https://worldin2019.economist.com/theyearofthevegan

Compartir esta publicación

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en la impresión
Compartir en email
Mostrar Botones
Ocultar Botones