Menú

El secreto de las hierbas y especias

Linda Scotti (Enfermera Registrada, Licenciada en Enfermería, Máster en Educación) hablará sobre "El secreto de las hierbas y especias" el día sábado 22 de junio de 1 a 2:30 pm en el Centro Internacional de Meditación de Ciencia de la Espiritualidad en Lisle, IL Linda ha trabajado en el área del cuidado de la salud durante más de 40 años. Es una enfermera registrada y tiene una maestría en educación. Durante más de 30 años, adquirió una vasta experiencia en medicina ayurvédica como una modalidad de curación. Ella y su esposo han vivido y viajado por todo el mundo, desde Japón hasta México, desde la India hasta América del Sur. Su amor y fascinación por la naturaleza la han llevado a recorrer el camino en el estudio de las hierbas y especias. Considera que sus propiedades curativas son seguras y efectivas cuando se utilizan en la cocina para crear deliciosas comidas y tés e infusiones aromáticas.

Siempre he tenido interés por la naturaleza y las plantas. Cuando niña me encantaba pasar el tiempo en los bosques o áreas forestales cercanas a donde vivíamos. En aquellos días, los bosques estaban llenos de vida antes de que vendieran el terreno a los constructores. Aún hoy día, esos recuerdos vienen a mi, cuando me sentía cerca de la naturaleza en toda su belleza, hablando con los espíritus de los árboles y de las plantas. Vivía en mi propio mundo imaginario. Adelantándome a los años 70, cuando estaba en la escuela de enfermería, tomé una clase sobre forrajeo de un herborista local. Este sabio anciano nos llevaba a caminar por los bosques de Maryland para mostrarnos diversas plantas silvestres comestibles. Recuerdo que una vez, cuando pasamos cerca de un área con hiedra venenosa, señaló una planta que crece cerca de esta, la balsamina. Se la conoce como "joya del bosque". Nos explicó que si uno entra en contacto con la hiedra venenosa, frotar el jugo del tallo de la balsamina sobre el área afectada evitará que se produzca el sarpullido. Es un antídoto para la hiedra venenosa. ¡Qué extraordinaria es la naturaleza!

Los científicos estiman que hay más de 5,000 fitoquímicos (químicos de la planta que se producen naturalmente). Estos fitoquímicos no solo protegen a la planta de patógenos y daño celular, sino que también nos ayudan cuando la ingerimos. Las hierbas y especias contienen altos niveles de estos fitoquímicos, que son poderosos antioxidantes que mejoran la digestión, reducen la inflamación, ayudan al sistema inmunológico y son antimicrobianos. El adoptar una cocina rica en especias, así como frutas y vegetales, no solo es mucho más sabrosa, sino que promueve la salud y previene la enfermedad. Nuestros ancestros sabían esto desde hace miles de años. Basta con mirar libros de cocina de otras culturas alrededor del mundo para ver cómo usaban las hierbas y especias locales en su alimentación.

Hace más de 2000 años, la escuela de medicina hipocrática proclamaba: "Que el alimento sea tu medicina". Afortunadamente, este sabio consejo está regresando ahora a medida que más y más personas exigen alimentos locales, orgánicos y ricos en nutrientes. Los alimentos integrales a base de plantas están ganando popularidad. Agregar hierbas y especias a nuestra comida, no solo añade más sabor, sino nutrientes concentrados para nuestra salud y bienestar. Otro beneficio adicional es que cuando uno usa hierbas y especias ¡tiende a usar menos sal!

Muchas de las enfermedades crónicas de hoy comienzan en el intestino con una digestión pobre. Especias digestivas como el jengibre, cilantro, comino, hinojo y cardamomo deben añadirse a la alimentación diaria de todos. El clavo de olor, orégano, tomillo, canela y comino se están estudiando ahora como aditivos en alimentos envasados para evitar que estos se descompongan, gracias a sus altos niveles de propiedades antibacterianas y antifúngicas. ¿Por qué no ponerlos en nuestra comida?

La alimentación mediterránea es conocida, desde hace mucho tiempo, por sus propiedades que promueven la salud. Tan solo miren las especias que usan: tomillo, romero, orégano, salvia, lavanda, etc. India tiene una incidencia muy baja de demencia, principalmente atribuida a su dosis diaria de cúrcuma con su poderoso pigmento de curcumina que le da ese color amarillo brillante. Podemos aprender bastante de estas culturas.

Cuando visité Estambul, ¡la comida era tan sabrosa y llena de vida! Aún se me hace agua la boca recordando las aceitunas con hierbas frescas que comía en el desayuno a diario. Recientemente, en una de mis frecuentes visitas a la Ciudad de México, comí hongos ostra con mole en un restaurante vegano. La salsa del mole era XNUMX% vegana y ¡preparada con ingredientes frescos! Los sabores danzaban en mi boca con cada bocado. Nunca antes había experimentado esos sabores en la comida, una orquesta de sabores, los diferentes chiles, las frutas deshidratadas, los frutos secos, las especies y luego el chocolate amargo. ¡Fue tan asombroso que compré dos bolsas de pasta de mole en un mercado vegano local para llevar a casa!

La clave para recibir los beneficios de estas hierbas y especias es utilizar las hierbas y especias más frescas y de la más alta calidad. Si es posible, lo mejor es comprarlas enteras (semillas, cortezas, bayas, etc.) en pequeñas cantidades y molerlas frescas en la medida en que se van a usar. Un molinillo económico de café funciona perfectamente. Busquen la mejor calidad y el lote más fresco. Esto es especialmente importante para tés e infusiones herbales. Actualmente hay numerosas granjas orgánicas donde se puede comprar directamente.

Ayurveda - "La ciencia de la vida"

Cuando vivía en El Salvador, contraje un parásito. Mis síntomas eran agudos, con un dolor punzante agudo en el estómago. Afortunadamente, los médicos locales sabían cómo tratar esto y tenían lo último en medicina para ese parásito en particular. Tan pronto como tomé la medicina, el dolor disminuyó en cuestión de 20 minutos. Me sentía agradecida por el alivio, ¡pero al día siguiente tenía urticaria de pies a cabeza!. Todo mi sistema inmunológico cambió, y desarrollé alergias severas a muchos alimentos que antes podía comer sin problema. Fue entonces cuando recurrí nuevamente a la medicina ayurvédica. Había asistido a clases con el Dr. Vasant Lad en Boston anteriormente. Al regresar a los Estados Unidos, lo busqué en Boston para una consulta. Fue un largo camino de regreso a la buena salud, pero con algunos tratamientos de panchakarma, hierbas ayurvédicas y siguiendo una alimentación acorde a mis necesidades constitucionales, volví a tener una excelente salud y todas esas alergias simplemente desaparecieron. La medicina ayurvédica se originó en la India hace unos 5000 años y con frecuencia se le denomina "Madre de toda la curación". El Dr. Vasant Lad tiene un instituto y una clínica en Nuevo México. Pueden consultar su página web en www.ayurveda.com. Tiene muchos recursos gratuitos. La moraleja de Ayurveda es que lo que es bueno para uno puede no serlo para otro. Nuestra constitución, nuestro estado de salud actual y la estación del año se toman en consideración junto con la energía de las plantas. Por ejemplo, si su dosha principal es Pitta y es un día caluroso de verano, es posible que no desee comer mucho ajo, que calienta y reseca, mientras que el refrescante té de hibisco y menta sería excelente. Es útil seguir estos principios ayurvédicos cuando se usan hierbas y especias.

Estas son algunas de las especias que uso diariamente:

Cúrcuma: La cúrcuma, conocida como "oro de la India" y "protector del hígado", es más que increíble, algo que todos deberían tomar a diario. Solo se necesita ¼ cucharadita al día para obtener sus beneficios de estímulo inmunológico puesto que es muy potente. Siempre se debe tomar con una pizca de pimienta negra para una mejor absorción. Cocinarla en aceite también contribuye a su absorción. Se puede conseguir en polvo o la raíz fresca. Sus beneficios son extensos: anti-inflamatorios, analgésicos, hemostáticos (detiene hemorragias), purifica la sangre y es un poderoso antioxidante: combate el cáncer. Más de mil estudios han demostrado sus numerosas propiedades anticancerígenas y de protección del ADN que tiene la curcumina, el pigmento activo que le da su particular color amarillo. Siempre lo uso en platos de frijoles, sopas, tofu revuelto, salsas, y también lo disfruto en un poco de "leche dorada" caliente, que es muy popular actualmente.

Pimienta negra: Conocida como el "Rey de las Especias", la pimienta negra potencia la biodisponibilidad de la cúrcuma ¡hasta un 2000 por ciento! Esta también incrementa la biodisponibilidad de otras hierbas. Mantengan el molinillo en la mesa, ya que mejora la digestión considerablemente y ayuda a absorber los nutrientes de los alimentos. Calienta, estimula y vigoriza.

Semillas de cilantro: Una de las especias más antiguas, que data del año 7000 A.C., tiene poderosos antioxidantes que protegen las células y disminuyen las molestias digestivas. Otra especia popular en la India, es un ingrediente clave en las mezclas de curry. Combina bien con todas las especias y se utiliza tanto en platos salados como dulces, acompañada de canela y cardamomo.

Semillas de comino: Otra especia con excelentes propiedades digestivas. El comino es la especia más popular en la cocina mexicana. Sus aceites volátiles cobran vida en la cocina india cuando las semillas se calientan y su aroma a nueces llena la cocina. El comino está lleno de vitaminas y minerales, incluyendo hierro. También contiene un XNUMX% de ácido salicílico, el cual contribuye con sus propiedades anti-inflamatorias. Se descubrió que las plantas orgánicas contienen seis veces más ácido salicílico que las convencionales. Esto es porque el ácido salicílico es una hormona de defensa de las plantas: su concentración aumenta cuando las plantas sufren de estrés, como cuando los insectos se las comen. ¡Otra razón para comer alimentos orgánicos!

Hinojo: El hinojo lo tiene todo: es un vegetal, una hierba y una especia. Las semillas tienen potentes cualidades aromáticas que ayudan a aliviar los problemas digestivos, la tensión muscular y el dolor, puesto que es un poderoso anti-inflamatorio. Yo lo agrego a las sopas y también lo disfruto como té después de una comida. También se puede masticar las semillas para una mejor digestión y un aliento fresco.

Jengibre: No puedo imaginar una comida sin jengibre. Generalmente utilizo la raíz fresca y la pongo en casi todo. Es excelente en sopas, salsas, marinaras para tofu o tempeh, y por supuesto en la leche dorada. Cuando vivíamos en Japón, lo consumíamos a diario. El jengibre es un remedio comprobado para las náuseas, la cinetosis y un poderoso anti-inflamatorio que ha demostrado disminuir el dolor en las articulaciones. La medicina ayurvédica reverencia el jengibre y se refiere a él como la "medicina universal". Si se come un pequeño trozo de jengibre fresco antes de las comidas, estimula las enzimas que liberan el fuego digestivo para una mejor asimilación de los nutrientes.

Cardamomo: ¡Estoy enamorada del cardamomo con su sabor y aroma encantadores!. Conocido como la "Reina de las Especias" por sus especiales valores medicinales y culinarios, el cardamomo ha sido siempre y todavía es una de las especias más costosas. El azafrán y la vainilla son las otras especias costosas. El cardamomo tiene poderosas cualidades anti-inflamatorias y anti-espasmódicas que mejoran la digestión. El mejor cardamomo proviene de las selvas tropicales del sur de la India, en donde se cosecha a mano. Pruébenlo en el té chai y también en el café, puesto que reduce el ácido y neutraliza los efectos de la cafeína. Se utiliza en numerosos postres y es muy agradable con chocolate amargo. En Ayurveda, el cardamomo es conocido por calmar la mente y estabilizar las emociones. Su sabor dulce activa el bienestar y una sensación positiva sobre la vida.

Otras especias poderosas:

Especias mediterráneas como el romero, tomillo, albahaca, orégano, salvia y azafrán son potentes antioxidantes. Experimenten agregándolas a los vegetales asados, a los platos de pasta y de cereales, y también al hornear. Tengo una receta maravillosa de galletas saladas de almendra y romero. El romero es una hierba estimulante que mejora la circulación, alivia los dolores de cabeza, mejora la memoria y calma el sistema nervioso. Mantengan una planta de romero en casa porque incluso el olor a romero tiene un efecto sobre nuestro cerebro que mejora la claridad mental. ¡El romero también es un excelente tónico para el cabello!

Adaptógenos: El término "adaptógeno" se refiere a aquellas hierbas y raíces que nos ayudan a adaptarnos al estrés. Aunque estos adaptógenos se han utilizado por miles de años, hoy en día se han popularizado por sus cualidades regenerativas. La Ashwagandha es uno de estos adaptógenos tan populares. Tan solo ½ cucharadita en la mañana incrementa la resistencia y fortaleza física durante el día, y si se toma una dosis por la noche, puede ayudar con el insomnio. Normalmente le pongo ashwagandha a mi leche dorada. Otros adaptógenos populares son el Ginseng, Amla, Astrágalo, Albahaca Sagrada, Schizandra, Rhodiola, Regaliz, y Reishi. Estos se pueden consumir como tés o se pueden poner en batidos (en polvo). Se puede agregar rodajas de astrágalo y reishi a las sopas para estimular el sistema inmunológico. Con la albahaca sagrada o tulsi se puede preparar un té maravilloso: solo se debe agregar algunos capullos de rosa y es celestial.

Infusiones de hierbas nutritivas: Las infusiones de hierbas deshidratadas son una forma de consumir vitaminas y minerales concentradas. Mis favoritas son la ortiga, paja de avena y el trébol púrpura. Se pueden conseguir algunos frascos de vidrio de 1/3 de galón en una ferretería (también son muy útiles para almacenar hierbas deshidratadas). Se deben llenar alrededor de 1/1 del frasco con la hierba seca (36 onza o aproximadamente XNUMX taza), verter agua hirviendo hasta llenar el frasco, mezclar, tapar bien y dejar reposar durante la noche. A la mañana siguiente, se deben escurrir las hierbas y exprimirlas bien para obtener todos esos valiosos nutrientes. Se puede beber fría o caliente, disfrutándola a lo largo del día. Permanecerán frescas en la nevera por unas XNUMX horas. Estos son tónicos fabulosos de primavera ¡y la ortiga son excelentes para los huesos!

Una nota de advertencia: cuando hablo sobre el uso o la ingesta de hierbas y especias, me refiero a cocinar con hierbas y especias (y a usarlas en tés e infusiones), no tomarlas en forma de píldoras. Consulten con un herbolario certificado o con su médico de cabecera cuando consideren tomar algo en forma concentrada.

–Linda Scotti, RN, BSN, MA

Compartir esta publicación

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en la impresión
Compartir en email
Mostrar Botones
Ocultar Botones