Pad Thai vegano

AutorEquipo Veggie Fest Clasificación

receta tailandesa de la almohadilla vegana

CategoríaGastronomíaDieta, Rendimiento3 porciones

Es difícil encontrar una versión vegana del Pad Thai, ¡pero ya no busque más, porque aquí la encontrará! Le presentamos: ¡Pad Thai Vegano! Al preparar este plato, siéntase libre de agregar o quitar cualquier vegetal, según sus gustos personales. Una cantidad generosa de ajo juega un papel clave en su deliciosa salsa.

Ingredientes

8 onzas de fideos de arroz para Pad Thai secos (del ancho del linguini), o lo suficiente para 2 personas
3 cucharadas de aceite vegetal para saltear
3 cucharadas de caldo vegetal o sustituto de caldo de pollo
4 cebollas verdes cortadas en rodajas, Separar la parte blanca de la parte verde
4 dientes de ajo finamente picados
1 cucharadita de galangal rallado o jengibre fresco
1 ají fresco rojo o verde cortado en rodajas
2 tazas de floretes de brócoli picados
½ zanahoria picada
1 taza de zucchini cortado en rodajas finas partidas a la mitad (en forma de medialunas)
½ taza de tofu blando
2 tazas de brotes de soya
taza de cilantro fresco
¼ taza de maní o castañas de cajú tostados sin sal y picados
Gajos de lima para servir
Salsa
¾ cucharada de pasta de tamarindo, o a gusto (disponible en tiendas de alimentos de Asia e India Oriental)
¼ taza de caldo de vegetales o sustituto de pollo
2-½ cucharadas de salsa de soya o salsa de soya sin gluten
1 cucharada de vinagre de ciruela ume
½ cucharadita de salsa picante (o a gusto), o 1/3 a 3/4 cucharadita de pimienta de cayena
3 cucharadas de azúcar de coco, o más a gusto
cucharadita de pimienta blanca molida

Instrucciones

1

Poner a hervir una olla de agua y apagar el fuego. Sumergir los fideos en el agua durante 4 a 6 minutos o hasta que se ablanden, pero que todavía estén muy firmes para comer. Escurrir y luego enjuagar con agua fría. Consejo: Los fideos deben estar un tanto crudos en esta etapa para que al final queden en su punto. Se terminarán de cocinar más tarde, cuando se salteen.

2

Mezclar los ingredientes de la salsa en un recipiente pequeño. Revolver bien para disolver la pasta y el azúcar. (Nota: si su pasta de tamarindo es muy espesa, añadir una cucharada de agua a la vez hasta que la mezcla tenga una consistencia de una salsa espesa). Esta salsa debe tener un sabor muy fuerte, agridulce al comienzo, seguido por un sabor salado y condimentado. Reservar.

3

Calentar un wok o sartén grande a fuego medio alto. Añadir 1 a 2 cucharadas de aceite y la parte blanca de la cebolla (guardar la parte verde para decorar), el ajo, el galangal o jengibre y el chile en rodajas. Saltear por 1 minuto hasta que liberen su aroma.

4

Añadir el brócoli, las zanahorias y las 3 cucharadas de caldo al wok. Saltear durante 2 minutos, o hasta que el brócoli tome un color verde brillante y esté ligeramente suave. Si la sartén se seca, hacer a un lado los ingredientes y añadir un poco más de aceite en el centro. Revolver.

5

Incorporar los tallarines escurridos, 1/3 de la salsa y el zucchini. Saltear durante 1 a 2 minutos usando 2 utensilios y haciendo un movimiento de muñeca rápido de delante hacia atrás, con el que se consigue que los alimentos salten sobre sí mismos en la sartén (como mezclando una ensalada) y el calor se reparta de manera homogénea. Mantener el fuego entre medio alto y alto, reduciendo si los tallarines comienzan a pegarse o quemarse. Continuar añadiendo la salsa de a poco, y continuar salteando por 3 a 6 minutos, o hasta que los tallarines queden suaves pero firmes (al dente) y un poco pegajosos.

6

Agregar el tofu y lo que queda de la salsa. Apagar el fuego. Añadir los brotes, incorporándolos a los tallarines calientes. Ajustar la sazón. Añadir más salsa soya para mejorar el sabor. Si está muy salado o dulce al gusto, añadir el jugo de una lima. Si está muy ácido, agregar un poco más de azúcar.

7

Servir los tallarines en una fuente. Decorar con la cebolla verde, el cilantro y las nueces molidas, y los cuartos de limón a los costados. Servir de inmediato.

(Puede servirse con salsa picante Thai a un lado, para aquellos que desean sus tallarines extra picantes).

Compartir esta receta

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en la impresión
Compartir en email

  • También le puede interesar

Ingredientes

8 onzas de fideos de arroz para Pad Thai secos (del ancho del linguini), o lo suficiente para 2 personas
3 cucharadas de aceite vegetal para saltear
3 cucharadas de caldo vegetal o sustituto de caldo de pollo
4 cebollas verdes cortadas en rodajas, Separar la parte blanca de la parte verde
4 dientes de ajo finamente picados
1 cucharadita de galangal rallado o jengibre fresco
1 ají fresco rojo o verde cortado en rodajas
2 tazas de floretes de brócoli picados
½ zanahoria picada
1 taza de zucchini cortado en rodajas finas partidas a la mitad (en forma de medialunas)
½ taza de tofu blando
2 tazas de brotes de soya
taza de cilantro fresco
¼ taza de maní o castañas de cajú tostados sin sal y picados
Gajos de lima para servir
Salsa
¾ cucharada de pasta de tamarindo, o a gusto (disponible en tiendas de alimentos de Asia e India Oriental)
¼ taza de caldo de vegetales o sustituto de pollo
2-½ cucharadas de salsa de soya o salsa de soya sin gluten
1 cucharada de vinagre de ciruela ume
½ cucharadita de salsa picante (o a gusto), o 1/3 a 3/4 cucharadita de pimienta de cayena
3 cucharadas de azúcar de coco, o más a gusto
cucharadita de pimienta blanca molida

Direcciones

1

Poner a hervir una olla de agua y apagar el fuego. Sumergir los fideos en el agua durante 4 a 6 minutos o hasta que se ablanden, pero que todavía estén muy firmes para comer. Escurrir y luego enjuagar con agua fría. Consejo: Los fideos deben estar un tanto crudos en esta etapa para que al final queden en su punto. Se terminarán de cocinar más tarde, cuando se salteen.

2

Mezclar los ingredientes de la salsa en un recipiente pequeño. Revolver bien para disolver la pasta y el azúcar. (Nota: si su pasta de tamarindo es muy espesa, añadir una cucharada de agua a la vez hasta que la mezcla tenga una consistencia de una salsa espesa). Esta salsa debe tener un sabor muy fuerte, agridulce al comienzo, seguido por un sabor salado y condimentado. Reservar.

3

Calentar un wok o sartén grande a fuego medio alto. Añadir 1 a 2 cucharadas de aceite y la parte blanca de la cebolla (guardar la parte verde para decorar), el ajo, el galangal o jengibre y el chile en rodajas. Saltear por 1 minuto hasta que liberen su aroma.

4

Añadir el brócoli, las zanahorias y las 3 cucharadas de caldo al wok. Saltear durante 2 minutos, o hasta que el brócoli tome un color verde brillante y esté ligeramente suave. Si la sartén se seca, hacer a un lado los ingredientes y añadir un poco más de aceite en el centro. Revolver.

5

Incorporar los tallarines escurridos, 1/3 de la salsa y el zucchini. Saltear durante 1 a 2 minutos usando 2 utensilios y haciendo un movimiento de muñeca rápido de delante hacia atrás, con el que se consigue que los alimentos salten sobre sí mismos en la sartén (como mezclando una ensalada) y el calor se reparta de manera homogénea. Mantener el fuego entre medio alto y alto, reduciendo si los tallarines comienzan a pegarse o quemarse. Continuar añadiendo la salsa de a poco, y continuar salteando por 3 a 6 minutos, o hasta que los tallarines queden suaves pero firmes (al dente) y un poco pegajosos.

6

Agregar el tofu y lo que queda de la salsa. Apagar el fuego. Añadir los brotes, incorporándolos a los tallarines calientes. Ajustar la sazón. Añadir más salsa soya para mejorar el sabor. Si está muy salado o dulce al gusto, añadir el jugo de una lima. Si está muy ácido, agregar un poco más de azúcar.

7

Servir los tallarines en una fuente. Decorar con la cebolla verde, el cilantro y las nueces molidas, y los cuartos de limón a los costados. Servir de inmediato.

(Puede servirse con salsa picante Thai a un lado, para aquellos que desean sus tallarines extra picantes).

Pad Thai vegano