Queso Feta mediterráneo con hierbas del libro de cocina Non-Dairy Evolution Cookbook del chef Skye (El chef amable)

AutorEquipo Veggie Fest Clasificación

Queso Feta Vegano

GastronomíaDieta, Rendimiento1 porción

El chef Skye Michael Conroy amablemente compartió su receta con el equipo de Veggie Fest. Esta y otras deliciosas recetas de quesos se pueden encontrar en el sitio web www.thegentlechef.com o en su libro de cocina Non-Dairy Evolution Cookbook: A modern culinary approach to plant-based dairy free foods (Libro de cocina de la evolución no láctea: un enfoque culinario modernista de los alimentos no lácteos provenientes de plantas). El chef Conroy explica: “Este queso a base de tofu es fácil de hacer y evoca al queso feta de leche tanto en sabor como en textura. Tiene un sabor muy fuerte y salado y es maravilloso en ensaladas mediterráneas, pizzas o para usar en recetas como la Spanakopita griega". Se recomienda un procesador de alimentos para una preparación eficiente. También necesitará un recipiente de silicona, vidrio, cerámica, metal o plástico libre de BPA, con una capacidad mínima de 2 tazas de líquido para hacer las veces de horma dando forma al queso. Cubrir con una envoltura de plástico, dejando bastante exceso colgando sobre los lados. Esto ayudará a levantar el queso de la horma una vez que esté firme. Esta receta rinde alrededor de 8 onzas.

Ingredientes

½ bloque (aproximadamente 7 onzas antes de aplicar presión) de tofu extra-firme (no del tofu sedoso)
¼ taza de aceite de coco refinado (no virgen)
1 cucharadita de ácido láctico en polvo (recomendado y disponible en ModernistPantry.com) o 4 cucharaditas de jugo de limón fresco
1 cucharada de vinagre de vino blanco o vinagre de manzana cruda
1 cucharadita de albahaca seca
1 cucharadita de mejorana seca
1 cucharadita de orégano seco
¼ cucharadita de cebolla en polvo
1-¼ cucharaditas de sal marina fina o sal kosher
Nota
La albahaca, la mejorana y el orégano son opcionales. Omitir si se desea preparar un queso feta no saborizado.

Instrucciones

1

Cubrir la horma con una envoltura de plástico o tela para queso de dos capas, permitiendo que algo de exceso cuelgue por los lados. Esto ayudará a levantar el queso del recipiente una vez que quede firme.

2

Aplicar presión sobre el tofu hasta que no se libere más líquido. Es importante que el tofu esté lo más seco posible. Para hacerlo de modo fácil y eficiente, envolver el tofu en una toalla de cocina sin pelusas o en varias capas de toallas de papel y ponerlo sobre una superficie de trabajo plana. Presionar firmemente con las manos usando el peso de la parte superior del cuerpo. Desmenuzar el tofu en un procesador de alimentos y reservar.

3

Retirar la tapa del aceite de coco y poner el frasco o botella en un microondas. Calentar hasta que se derrita (aproximadamente 30 segundos a 1 minuto dependiendo de la solidez del aceite de coco). Evitar sobrecalentar el aceite. Alternativamente, poner el frasco o botella en un recipiente lleno de agua cerca del punto de ebullición y dejar reposar hasta que el aceite se derrita. Medir ¼ taza y agregar al procesador de alimentos junto con los ingredientes restantes. Procesar hasta lograr una textura muy suave.

4

Vaciar la mezcla de queso a la horma forrada. Presionar la mezcla con el dorso de una cuchara y alisar la superficie lo mejor posible. Cubrir con plástico y refrigerar por un mínimo de 8 horas. Esto asegurará que el aceite de coco se haya solidificado completamente. Una vez que esté firme, levantar el queso del recipiente y desmenuzar según sea necesario.

5

Cuando se use para espolvorear sobre ensaladas, mezclar primero la ensalada con el aderezo y luego agregar el queso desmenuzado. El queso feta en cubos es maravilloso rociado con aceite de oliva y se sirve acompañando al falafel y otros favoritos del Mediterráneo. Almacenar en una bolsa con cierre hermético o envuelto herméticamente en una envoltura de plástico en el refrigerador.

Compartir esta receta

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en la impresión
Compartir en email

  • También le puede interesar

Ingredientes

½ bloque (aproximadamente 7 onzas antes de aplicar presión) de tofu extra-firme (no del tofu sedoso)
¼ taza de aceite de coco refinado (no virgen)
1 cucharadita de ácido láctico en polvo (recomendado y disponible en ModernistPantry.com) o 4 cucharaditas de jugo de limón fresco
1 cucharada de vinagre de vino blanco o vinagre de manzana cruda
1 cucharadita de albahaca seca
1 cucharadita de mejorana seca
1 cucharadita de orégano seco
¼ cucharadita de cebolla en polvo
1-¼ cucharaditas de sal marina fina o sal kosher
Nota
La albahaca, la mejorana y el orégano son opcionales. Omitir si se desea preparar un queso feta no saborizado.

Direcciones

1

Cubrir la horma con una envoltura de plástico o tela para queso de dos capas, permitiendo que algo de exceso cuelgue por los lados. Esto ayudará a levantar el queso del recipiente una vez que quede firme.

2

Aplicar presión sobre el tofu hasta que no se libere más líquido. Es importante que el tofu esté lo más seco posible. Para hacerlo de modo fácil y eficiente, envolver el tofu en una toalla de cocina sin pelusas o en varias capas de toallas de papel y ponerlo sobre una superficie de trabajo plana. Presionar firmemente con las manos usando el peso de la parte superior del cuerpo. Desmenuzar el tofu en un procesador de alimentos y reservar.

3

Retirar la tapa del aceite de coco y poner el frasco o botella en un microondas. Calentar hasta que se derrita (aproximadamente 30 segundos a 1 minuto dependiendo de la solidez del aceite de coco). Evitar sobrecalentar el aceite. Alternativamente, poner el frasco o botella en un recipiente lleno de agua cerca del punto de ebullición y dejar reposar hasta que el aceite se derrita. Medir ¼ taza y agregar al procesador de alimentos junto con los ingredientes restantes. Procesar hasta lograr una textura muy suave.

4

Vaciar la mezcla de queso a la horma forrada. Presionar la mezcla con el dorso de una cuchara y alisar la superficie lo mejor posible. Cubrir con plástico y refrigerar por un mínimo de 8 horas. Esto asegurará que el aceite de coco se haya solidificado completamente. Una vez que esté firme, levantar el queso del recipiente y desmenuzar según sea necesario.

5

Cuando se use para espolvorear sobre ensaladas, mezclar primero la ensalada con el aderezo y luego agregar el queso desmenuzado. El queso feta en cubos es maravilloso rociado con aceite de oliva y se sirve acompañando al falafel y otros favoritos del Mediterráneo. Almacenar en una bolsa con cierre hermético o envuelto herméticamente en una envoltura de plástico en el refrigerador.

Queso Feta mediterráneo con hierbas del libro de cocina Non-Dairy Evolution Cookbook del chef Skye (El chef amable)