Menú

Entrevista con el Dr. James H. Gruft, fundador de From Pain to Wellness, L.L.C.

El 14 de abril de 2019, nuestro equipo del Veggie Fest se sentó con James H. Gruft, MD –un especialista terciario en dolor crónico que ejerce su práctica médica en Oakbrook Terrace, IL– en anticipación a su charla en nuestro evento ¡Veggie Fest Presenta!: Oradores famosos. El hablará sobre el tema “Aumente su capacidad cerebral por medio de una alimentación saludable” el sábado 27 de abril de 2019, de 1 pm a 2 pm en el Centro Internacional de Meditación de Ciencia de la Espiritualidad en Lisle, Illinois.

El Dr. Gruft ha practicado la medicina durante casi 3 décadas y ha sido un lacto-vegetariano todo ese tiempo. Su entrevista nos llevó a un viaje fascinante a través del mundo de la nutrición y cómo esta afecta a todos los aspectos de nuestras vidas.

Pregunta: ¿Cuándo notó por primera vez una conexión entre el dolor y la dieta?

Dr. James Gruft: Trato a personas con condiciones de dolor crónico en mi práctica médica From Pain to Wellness en Oakbrook Terrace, Illinois. Mis pacientes se componen en gran parte de aquellos a quienes el sistema médico les ha fallado en el sentido de que su dolor no se ha resuelto como resultado de varios tratamientos. Cuando me contactaron, pudieron haber pasado por algunas operaciones, inyecciones, medicamentos y otras formas tradicionales de erradicar el dolor. Desafortunadamente, estos métodos resultaron infructuosos y es por eso que vienen a verme.

Un especialista en dolor crónico debe tener una amplia gama de terapias porque la medicina convencional ya ha sido probada y ha fallado. Lo que me sorprendió al principio, cuando trabajaba en el Hospital de Rehabilitación Marianjoy en Wheaton, fue que los médicos no estaban tomando en cuenta lo que los pacientes estaban ingiriendo a través de su dieta, y eso simplemente no tenía sentido para mí. ¿Cómo puede haber un enfoque tan intenso en las intervenciones, inyecciones, cirugías, terapia física, acupuntura, etc., y tanta indiferencia hacia los alimentos que los pacientes están consumiendo?

Comencé a buscar cómo podría hacerme una idea de los estados nutricionales de mis pacientes, y me encontré con una compañía de pruebas en Carolina del Norte que, en ese entonces, se llamaba The Great Smoky Mountain Lab. Comencé a pedir extracciones de sangre y análisis de orina de mis pacientes, que fueron enviadas a esta compañía de pruebas, y una vez a la semana dedicaba tiempo para analizar las pruebas con los médicos del laboratorio. Como médico, recibí muy poca educación en nutrición. Los perfiles que estaba recibiendo eran muy complejos. Los médicos del laboratorio me educaron sobre nutrición y lo que significaban estas deficiencias, biomarcadores y cofactores. Ese fue el comienzo de mi viaje hacia la terapia médica nutricional.

Cuando comencé por este camino, asumí que mis pacientes tendrían algunas deficiencias nutricionales: me imaginé que las modificaría y podrían sentirse un poco mejor. Lo que encontré, sin embargo, fue asombroso: ¡más del noventa por ciento de los pacientes que examiné tenían deficiencias nutricionales graves!

Pregunta: ¿Estos pacientes incluían vegetarianos que también presentaban deficiencias?

Dr. James Gruft: Los vegetarianos se veían mucho mejor en la evaluación nutricional porque la mayoría de los nutrientes provienen de frutas y verduras. Hay nutrientes con nombres que las personas ni siquiera conocen llamados fitonutrientes que solo provienen de alimentos de origen vegetal. Así que a los vegetarianos les fue mejor en las pruebas, pero todavía puede haber algunas deficiencias. Es posible que tengan que tomar más alimentos con vitaminas B o ácidos grasos esenciales y comer un poco más de proteína, pero sus puntuaciones fueron sorprendentemente mejores que las de la población no vegetariana.

Pregunta: Entonces, una mejor nutrición conduce a una mejor salud, pero ¿qué efecto tiene sobre el dolor?

Dr. Gruft: Tomemos por ejemplo el caso de una vitamina con la que todos están familiarizados, la vitamina D. Se considera la vitamina del sol y las personas a menudo se vuelven deficientes durante el invierno cuando no reciben suficiente luz solar. Las principales fuentes vegetales de vitamina D son los champiñones, el queso y los alimentos fortificados. Si no ingiere suficiente vitamina D en la niñez y tiene una deficiencia severa, adquiere raquitismo. El raquitismo es un debilitamiento de los huesos. Los niños con raquitismo pueden presentar arqueamiento de los huesos que soportan el peso. Los adultos también pueden desarrollar una deficiencia grave de vitamina D, que se llama osteomalacia y la manifestación de esta es el dolor en los huesos y músculos. Por lo tanto, una deficiencia de vitamina D puede conducir al dolor.

Hay muchos otros nutrientes que, si eres deficiente, también pueden provocar dolor o empeorarlo, como una deficiencia en las vitaminas B y en los aminoácidos. De forma lenta pero segura, descubrí que corregir estas deficiencias podría ayudar con el dolor de mis pacientes.

Pregunta: Leí en su libro, Del dolor al bienestar, que el dolor físico no siempre ocurre como algo aislado del dolor emocional. Cuando comenzó a tratar a sus pacientes con vitaminas ricas en nutrientes, ¿qué cambió para ellos?

Dr. James Gruft: Uno de mis pacientes era del tipo al que le gustaban las hamburguesas con papas fritas, y en ese momento en nuestro programa servíamos almuerzos que consistían en vegetales crudos, nueces y frutas secas. Este paciente pasó por nuestro programa de cuatro semanas, y después de aproximadamente 4 semanas, me dijo: “Me está pasando algo asombroso: he estado viviendo en la niebla durante mucho tiempo, pero ahora mi mente se está despejando. Por primera vez en 2 años, puedo pensar con claridad”. ¡Al final del programa, me dijo que comenzó a insistirles a su esposa y sus hijos que comieran al menos una ensalada todos los días!. Se convirtió en una de esas personas que solo quiere consumir alimentos integrales saludables.

El otro aspecto, y esto sucede con frecuencia, es que una vez que las personas comienzan a comer de manera saludable, comienzan a dejar de consumir alimentos poco saludables. Intuitivamente, gravitan hacia alimentos más ricos en nutrientes.

Pregunta: Usted está a la vanguardia de la fisiatría debido a su forma de ver y tratar el dolor. En su práctica, usted prescribe vitaminas ricas en nutrientes, fisioterapia, psiquiatría, homeopatía, acupuntura y medicamentos tradicionales para el dolor, dependiendo de las necesidades de sus pacientes. Comenzó este enfoque holístico mucho antes de que se hiciera popular. ¿Cómo fue esta experiencia para usted?

Dr. James Gruft: He sido lacto-vegetariano durante más de 30 años, e hice el cambio a una vida vegetariana, al principio no porque lo considerara más saludable, sino porque mi mentor espiritual me enseñó que esto me ayudaría espiritualmente, en el crecimiento de mi vida interior.

Cuando trabajaba en el Hospital de Rehabilitación Marianjoy, los viernes se servía el almuerzo a los médicos. Me uniría a los otros médicos y los miembros más veteranos del equipo médico se burlaban de mí por no comer carne, huevos, pescado o aves. Años más tarde, me encontré con el mismo grupo de doctores en diferentes conferencias y ellos se me acercaban y me decían: “¡He reducido mi consumo carne y realmente me siento mejor! ¿Qué piensas del kale? ¿Cuál crees que sea una buena manera de prepararlo?” Estos mismos médicos comenzaron a cambiar, a medida que el mundo cambiaba, a medida que la cultura cambiaba hacia una dieta más saludable llena de alimentos integrales de origen vegetal.

Pregunta: Esto demuestra que, aunque se estaban burlando de usted, estaba ejerciendo impacto sobre ellos al ser modelo de una alimentación saludable. Una cosa de la que rara vez hablamos en la comunidad médica es la importancia de que nuestros médicos sean modelo del estilo de vida que prescriben. ¿Puede hablar brevemente de esto?

Dr. James Gruft: La recomendación de un médico a un paciente necesariamente tendrá más poder si el médico está a la altura del mensaje que está tratando de transmitir. Lo contrario también es cierto. Recuerdo que mi primera rotación clínica la hice con un médico de medicina interna que fumaba sin parar. Recuerdo claramente que le gritó a uno de sus pacientes que dejara de fumar. ¿Cuánto éxito puede tener esa petición? Un doctor en medicina funcional o de estilo de vida debe estar a la altura de los principios que está enseñando.

Pregunta: ¡Tengo ganas de decir "aleluya" a eso! Sé que también usa medicamentos tradicionales en su práctica, que no solo está diciendo "coma su brócoli y todo estará bien". Sin embargo, ¿tiene alguna otra historia de éxito que quiera compartir?

Dr. James Gruft: Hay muchas historias, pero compartiré esta. Una de mis pacientes, que era una mujer anciana muy bien vestida, sufría de fibromialgia, y empecé a darle terapia nutricional.

Me gustaría interrumpir la historia por un momento y decir que hay algunas compañías nutracéuticas muy modernas que concentran hectáreas y hectáreas de algas ricas en nutrientes en sus productos, y son capaces de extraer dos ácidos grasos omega 3, eicosapentaenoicos y docosahexanoicos. Del mismo modo, la vitamina B-12 puede ser generada por bacterias, y ahora hay algunas compañías que producen una fuente vegana de B-12. Absolutamente todos los nutrientes que se puedan imaginar están disponibles en alguna forma a base de plantas.

Para volver con mi paciente, un día ella me dijo: "Sabe, doctor Gruft, cuando me dijeron que me iban a tratar a través de pruebas nutricionales, pensé: 'Debe ser uno de esos médicos curanderos'. Sin embargo, sus credenciales eran buenas, así que pensé en intentarlo. ¡Y me sorprende descubrir que me siento mucho mejor!”. Al principio, ella era bastante escéptica, pero ahora su dolor había disminuido y podía realizar sus tareas diarias con mayor facilidad.

Pregunta: Entonces, ¿Existe entonces una conexión muy real entre la nutrición, el dolor y el bienestar mental?

Dr. James Gruft: Al principio me sorprendió un poco que la falta de ciertos nutrientes puede llevar no solo a la presencia de dolor sino también a la depresión. Deficiencias de algunos de los ácidos grasos omega 3, vitamina D y algunas de las vitaminas B, especialmente la B6, pirodoxina. Aunque tome antidepresivos por el resto de su vida, no llegará a la raíz del problema si es el resultado de una deficiencia de nutrientes. La corrección de las deficiencias con algunos de estos nutrientes puede tener un gran impacto.

Al principio, no era consciente de esta conexión. Una paciente regresó a verme después de que la había tratado por una deficiencia de vitamina D y me dijo: "Me doy cuenta de que si no tomo mi vitamina D, mi estado de ánimo disminuye y cuando vuelvo a tomarla, mejora". Lo investigué y descubrí que la vitamina D eleva el ánimo.

Pregunta: ¡Así que realmente es una vitamina solar! Dr. Gruft, usted ha sido un conferencista destacado en nuestro Veggie Fest durante muchos años, y hablará en el festival este año. Que le gusta de Veggie Fest?

Dr. James Gruft: Realmente me encanta el Veggie Fest. Mis hijas tenían unos meses cuando se organizó el primer Veggie Fest. Las trajimos, y esa pudo haber sido su primera salida. De hecho, he enmarcado fotos de ellas de ese primer festival. Las llamamos "las niñas del Veggie Fest" porque si alguna vez quiere saber cuánto tiempo lleva este festival, simplemente pregúnteles qué edad tienen.

El Veggie Fest es tan completo y exhaustivo que una persona que desee adoptar la dieta vegetariana no puede encontrar nada mejor que el Veggie Fest. No hay nada que se le parezca: el Veggie Fest ofrece comida maravillosa en su pabellón internacional de comidas; la gente puede asistir a demostraciones de alimentos durante el festival para aprender a preparar excelentes platos vegetarianos; hay expertos en salud de muchos campos diferentes que hablan sobre cómo esta dieta tiene un impacto positivo en la salud. ¡La entrada es gratuita, y es una introducción espectacular al estilo de vida vegetariano para todos!

Compartir esta publicación

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en la impresión
Compartir en email
Mostrar Botones
Ocultar Botones